La experiencia de 30 años en el medio del tratamiento higiénico del aire

ATA dispone de productos fiables, desarrollados por una oficina de estudios que justifica  una experiencia de más de treinta años.

Las buenas ideas exigen excelentes implementaciones, un tratamiento perfecto y un conocimiento preciso de los materiales. Para lograr esta combinación, de la fabricación al montaje del producto, nosotros hacemos prueba de una gran flexibilidad, utilizamos una estructura hierárquica clara, con personal calificado y tecnologías de fabricación de punta.

ATA propone también un gran número de servicios a sus socios : Auditoría, formación y contrato de mantenimiento a fin de seguir de cerca la evolución del mercado.

Una higiene y seguridad respetadas

Las unidades de tratamiento higiénico del aire son concebidas para ser instaladas en ambientes controlados regidos por normas de higiene (DIN EN 1886). Esta implantación permite un mejor control de riesgos e impone utilizar componentes específicos:


– Carrocería de doble placa metálica con un remarcable sellado  (ej: CLINICAIR® 3 es clasificado L1 en presión negativa y L2 en presión positiva según la norma EN 1886) que permite el control de la contaminación cruzada.

– Emplea acero inoxidable AISI 316L y formas especiales en puntas de diamante de las partes planas para evitar los sectores de estancación potencial de agua.

– Pedestal de soporte que permite una elevación del suelo en plinto.

– Baterías seleccionadas para evitar toda formación  de partículas de agua.

Dimensiones compactas son una ventaja importante para la instalación

Las dimensiones de nuestras unidades de tratamiento del aire permiten ser instaladas fácilemente en espacios reducidos disminuyendo los costos y tiempos de construcción. Este aspecto ofrece por consiguiente otras ventajas numerosas, entre las cuales:

– Reducción de hasta 75% del tamaño de los locales técnicos en relación
a las necesidades de una CTA de características equivalentes.

– Disminución y mantenimiento más cómodo de las redes aerólicas

– Un riesgo de ensuciamiento reducido de los conductos que sont más cortos que para una instalación básica.

– Producto « Plug & Play ».

– Permite un ajuste de fase de los trabajos al seno del edificio.

– Adaptarse a las restricciones específicas de su edificio. (ej: la altura de los chasises de la gama CLINICAIR® 3 permiten un pasaje via puerta estandard).

Finalemente, la implantación cerca de la zona a tratar permite también un control del tratamiento del aire mejor controlado. La regulación hecha por el autómata de la unidad ofrecerá resultados más precisos, indispensables en los espacios controlados.

Selección de los mejores equipos para optimizar el consumo energético

Las unidades de tratamiento higiénico del aire CLINICAIR poseen  equipamientos de punta para ofrecer resultados en conformidad con aquellos impuestos por las normes DIN EN 1886 o DIN EN 1946. Estos rendimientos tendrán un impacto directo sobre la optimización del consumo energético, y de este hecho, sobre las economías a escalas hechas a largo plazo. La concepción de las unidades comprende especialmente:

– Un chasis y una estructura T2/TB1 certificada por TUV

– Moto-ventilador rueda libre a reacción simple de débil consumo energético (EEF1).

– Filtro en polipropileno de muy débil pérdida de carga (sobre CLINICAIR® 1b y
en opción sobre CLINICAIR®3 y CLINICAIR®4).

– Free-cooling.

– Regulación de temperatura e higrometría con bandas muertas.

– Dimensionemiento optimizado de las baterías y del  chasis para reducir la velocidad de paso del aire.

– Una regulación óptima

La posibilidad de mantenimiento y de manejo a distancia gracias a un autómata potente

Nuestra gama de unidades de tratamiento higiénico del aire prueban su eficacidad y su precisión gracias a una regulación óptima. El autómata de nuestras unidades de tratamiento del aire ofrece la posibilidad de alcanzar diferentes rendimientos a la vez.

ATA propone via este autómata diferentes opciones de manejo a distancia, que le permitirán  visualizar permanentemente :

– Los parámetros de buen funcionemiento de la unidad de tratamiento del aire o de la CTA

– Los parámetros de buen funcionamiento de la zona en riesgo (temperatura, higrometría, sobrepresión)

– Las alarmas que puedan ser generadas

Además de esta visualización a distancia, un sistema de mantenimiento y de trazabilidad puede ser también instalado y permite :

– Transmitir por e-mail las alarmas a la sociedad de mantenimiento, trazar su absolución y en caso de no obtener respuesta re-orientar el mensaje hacia otro operador (3 niveles de prioridad)

– Auditar anualmente el material suministrado y establecer una relación de auditoría  precisando las eventuales operaciones técnicas a efectuar para asegurar el buen funcionamiento

– Garantizar los materiales suministrados hasta 20 años

– Enregistrar los datos por medio de conexiones VPN seguras y los stocker sobre los servidores de tipo racks localizados al seno de un data center que responde a las normas de seguridad de alto nivel.

– Tele-asistir el establecimiento o la sociedad de mantenimiento (bajo reserva de cuidado de la comuncación informática)